Pendientes de una reunión con la consejera de Educación

Tras más de medio año de hacerse efectivo el cambio del Gobierno regional y tras una toma de contacto inicial con la nueva titular de Educación, Cultura y Deportes, Rosa Ana Rodríguez Pérez, en julio pasado, además presentarnos y expresarle nuestra felicitación por el nombramiento, ya se le planteó la necesidad de reunirnos para hablar de la situación del Conservatorio.

Pasaron los meses y el pasado diciembre registramos oficialmente la petición de un encuentro con ella para abordar la situación del Conservatorio desde numerosas vertientes de especial interés para los alumnos, ya que la petición inicial no había fructificado.

De momento, prácticamente dos meses después, seguimos a la espera, pero entretanto, podemos dar a conocer algunos de los aspectos que tenemos previsto plantear a la consejera, de forma que todos seáis partícipes de las reivindicaciones que hoy por hoy, tenemos sobre la mesa para tratar de mejorar la situación del Conservatorio.

Este es un extracto de la carta. Si tiene interés en conocerla en detalle, puede descargar las dos páginas de la misma más abajo. También se puede ver la carta inicial, -la de julio- en la que ya se planteó la necesidad de reunirse.

Se pide que las obras y actuaciones necesarias se cataloguen como “Prioridad 1” lo que supone un grado de urgencia, dado el riesgo que algunas situaciones suponen para alumnos, profesores y padres.

Otras cuestiones que se plantean son

  • La división y renovación total de las instalaciones de electricidad y de agua, que se comparten con la Fundación Marañón-Ortega y que al algún caso plantean riesgo por su obsolescencia además de incrementar enormemente la factura de mantenimiento del Conservatorio. Insonorización y tratamiento acústico adecuado en las aulas, además de mejorar la ventilación en aquellas en las que se imparten clases grupales.
  • Eliminación de humedades y filtraciones. Ejecución de la obra del ascensor. Acotar la relación de inquilino con la Fundación Marañón-Ortega y cesión de la llamada “sala de televisión” de que disponen para poder completar el Plan de Evacuación del Conservatorio. Necesidad de sustituir las puertas por unas con ojo de buey dada la inseguridad que presentan. También se solicita más personal para el centro, como un bibliotecario u otro conserje para que el centro pueda atender todas las demandas que se presentan.

Carta remitida en julio de 2019.