Sorpresas e incertidumbre

Desde nuestra última comunicación han pasado cuatro meses y han sucedido muchas cosas que ni habíamos podido imaginar. Virus, pandemia, estado de alarma, confinamiento, clases telemáticas, cursos virtuales, conciertos en streaming, desde los balcones, salidas escalonadas, distancia social, geles, mascarillas…  son conceptos que hace unos meses casi ni nos sonaban y que ahora son parte de nuestro día a día.

En este tiempo ha terminado el curso, un final anómalo, o al menos extraño, en el que nuestros hijos e hijas han tenido que terminar sus clases por videollamada o videoconferencia, examinarse a través del ordenador y hablar con los profesores a través de alguno de esos programas que te permiten hablar y ver a la persona con la que conversas. ¡Y todo lo que hemos aprendido en este tiempo!

Con el curso finalizado, el proceso de matriculación en marcha y las extrañas vacaciones de este año por delante, el próximo curso se presenta lleno de incertidumbre. A estas alturas, decir cómo será es imposible. La situación cambia a diario y nadie sabe a ciencia cierta lo que nos espera.

Lógicamente todos los proyectos existentes están en el aire y esa incertidumbre que afecta a buena parte de nuestros propios planes, también ha trastocado los planes de la asociación.

De momento, lo único que cabe es seguir repasando conocimientos en casa, preparar el curso, -ya nos irán diciendo cómo-, y disfrutar del verano que, aunque distinto, sigue siendo verano. Eso sí, sin cometer imprudencias y respetando las recomendaciones sanitarias por el bien de todos.

Un saludo muy afectuoso y recordad que a lo largo del próximo curso estaremos con todos vosotros trabajando desde la Asociación de Madres y Padres “Abril” del Conservatorio Profesional de Música “Jacinto Guerrero”.